Penas y alegrías


La vida está llena de malos momentos. Llegan de una forma u otra con muchas ganas de quedarse colgando de tu espalda para hacerte la vida lo más complicada posible. La realidad se turbia, la negatividad se apodera de nuestra visión ocultando todos los momentos y personas maravillosas que nos rodean. Es entonces cuando llega "la persona". Ese alguien que juega un rol demasiado importante como para ser consciente de lo que está haciendo en realidad.

 Esa persona con una mirada tan limpia que nos mira y nos atraviesa. Ese individuo que convierte tu felicidad en su satisfacción personal. Porque hay mucho más por vivir pero, primero, se nos debe caer la venda de los ojos. Alguien debe prestarnos ese apoyo, infundirnos esa motivación que nos haga tomar decisiones trascendentes y despejar así nuestra visión. Es en ese momento cuando te paras y piensas, ¿por qué?. Si alguien merece tanto la pena, ¿por qué mantener este estado?

 Si mientras has leído esto se te ha venido alguien a la cabeza... dale las gracias. Cuida a esa persona si crees que lo merece. Porque al igual que los malos, los mejores momentos y las mayores alegrías también llegan cuando menos lo esperas de la persona más inesperada. Gracias.

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © / My Paranoid Tales

Template by : Urang-kurai / powered by :blogger